De las vacas verdes a la vaca púrpura

by Nicolas Vega Mora on junio 16, 2011

Share
La Vaca Purpura 300 palabras de marketing

La Vaca Purpura

Había una época donde por más que a un jefe le pareciera que las vacas fueran verdes las cosas funcionaban. Había que producir en masa para la masa, crear unos cuantos anuncios en prensa, radio y televisión y listo, vendías. No importaba si había un montón de gente insatisfecha, había otro montón mucho mayor que estaba conforme y feliz. Las vacas verdes funcionaban y esto creo estructuras de pensamiento rígidas y estructuras de control inflexibles, pues ir en contra de la vaca verde, era atentar contra una estrategia que funcionaba.

En la primera década del 2000 textos como la estrategia del océano azul, la administración del futuro y la vaca púrpura entre otros, se convierten en iconos representativos de una nueva era de pensamiento. En donde la vaca purpura representa el pensamiento innovador, disruptivo y diferente. Cuando la tierra se volvió plana gracias al Internet, se apalanca y revela una tendencia que venia presentándose desde varios años atrás, la enorme clase media de décadas atrás, la masa,  había crecido demasiado y se había roto en miles de nichos únicos que demandaban a gritos un trato diferencial, privilegiado, humano y mas personal que nunca.

Crear vacas púrpuras; productos extraordinarios pensados para cada uno de éstos selectos nichos, ha revolucionado totalmente la administración moderna, una que gira entorno al marketing como eje transversal de las compañías de hoy. Bajo este nuevo marketing, los que siguen viendo vacas verdes no tienen cabida, son la antítesis para una nueva ley donde reina el escuchar, crear, comunicar y re aprender para volver a crear. Donde es vital, desaprender.

La logística, los números, la producción, todos alineados a un marketing democrático,  se inclinan a entender de que manera el nicho nace, crece, se reproduce y se transforma para que sus compañías crezcan, se reinventen y sigan creciendo.

Sean productos, servicios o experiencias, las vacas purpuras son creaciones de las que la gente quiere hablar, compartir e incluso reinventar, pues son el producto de lo que la gente exigió.

Esta revolución horizontal donde es la gente la que multiplica el mensaje, tarde o temprano se impondrá sobre la verticalidad, burocracia y pensamiento totalitarista que la gente soporta cada vez menos.

Un post romántico, inspirado en Seth Godin, a quien definitivamente admiro y respeto.

 

 

Print Friendly

{ 1 comment… read it below or add one }

Ma. del Pilar COrrea junio 22, 2011 a las 11:54 AM

Me encantó este artículo.

Responder

Leave a Comment

 

Previous post:

Next post: