Destruyendo el Paradigma oculto de los Contenidos

by Nicolas Vega Mora on septiembre 2, 2011

Share
mitos

Mitos y leyedas - Ilustración de Gabriel Rodriguez - www.gr.cl

Mi principal frustración diaria se la debo por completo a los contenidos. Cuando creo y planifico una campaña de marketing online, inbound marketing y/o social media, el rol que le doy a los contenidos es clave. Sin temor a sugerir alguna locura, le asigno a los contenidos alrededor de un 50% de peso sobre el total de las variables de incidencia. ¿Por qué? Porque son el vehículo a través del cual consigo el impacto que busco en el consumidor, para cada uno de los puntos de contacto, que conforman el ¨decision consumer journey¨.

Aunque una campaña en términos generales sea aprobada, es decir, la estrategia planteada, reciba el OK del cliente. A la hora de poner en marcha la producción de la campaña, el capítulo sobre los contenidos suele complicarse por asuntos de percepción. Principalmente cuando de realización de video se trata. Las personas están de acuerdo en que el video debe hacerse, el problema está en que tanto y de que tipo. Suele asumirse que su realización debe ser de primera calidad, es decir bajo el referente de video comerciales, lo cual tiende a traducirse en costos altos y lentitud de producción y publicación. Al final, en vez de producir un buen volumen de material audiovisual que pueda ser relevante por el contexto y no por el nivel o especificaciones, se produce poco contenido y la base estrategica de la campaña se derrumba.

Si el contenido es el rey, su dios es el contexto. Como no estoy hablando del lanzamiento de su producto estrella, sino de comunicar efectivamente algo que interesa a un tipo especifico de consumidor en un contexto recurrente y particular. Un contenido, y en este caso un video, puede ser producido mediante una sesión en el computador con el micrófono del mismo, la cámara de un Iphone (que entre otras, es excelente), o una Nikon 3100 de U$600. Lo práctico y recursivo, no debe restar lo creativo y efectivo que merece cada pieza. Ojo y acepto que como usted, me fascinan los videos de alta calidad.

¿Qué no es negociable respecto a cada pieza de contenido? Su narrativa, relevancia del mensaje y el contexto bajo el que se crea.

Youtube está invadido de videos geniales, con millones de likes, favoritos, views, etc. que no se ganaran ningún premio en Cannes, pero si un meme, lo cual es ideal para cualquier campaña.

¿Qué no es negociable respecto a los contenidos de la campaña? la frecuencia, cantidad y oportunismo (momento en el que llegan al consumidor en el tiempo dado su contexto).

Conclusiones:

  • Presupuestos altos: inviértalos en el lanzamiento del producto.
  • Respecto al resto de la comunicación el foco debe estar en responder, impactar y conseguir acción del consumidor en cada una de las etapas que hacen parte de su proceso de compra y pos compra. Esto se consigue con historia, ser oportuno y un targeting de lujo (mix y comprensión del consumidor).
Print Friendly

Leave a Comment

 

Previous post:

Next post: