Planificando de acuerdo al Momento Perfecto

by Nicolas Vega Mora on octubre 15, 2011

Share

 

contexto, el momento perfecto

El momento perfecto

El momento perfecto es aquel momento en donde un consumidor es más receptivo frente a un mensaje, propuesta, idea.

El momento perfecto no solo aplica al instante en donde un consumidor se decide a comprar un tipo de producto o servicio en particular.

Teniendo en cuenta todas las etapas relacionadas con el proceso de decisión de compra del consumidor hay diferentes momentos perfectos para conseguir diferentes objetivos:

  • Awareness: El consumidor se entera de que usted existe
  • Interés: El consumidor comienza a involucrarse emocionalmente y racionalmente con su marca (engagement)
  • Consideración activa: El consumidor lo compara con otras opciones antes de tomar una decisión de compra
  • Compra: El consumidor se ha decidido y  algo en particular lo ha llevado a tomar la decisión
  • Experiencia: El consumidor esta viviendo por primera vez la experiencia que su marca prometió
  • Recompra: El consumidor se ha decidido a seguir comprando su marca y usted podrá construir y capitalizar una relación
  • Lealtad y recomendación: La experiencia del consumidor es tan positiva que el consumidor no solo lo prefiere antes que a cualquier otro, lo recomienda a toda costa con sus contactos, amigos y familiares

Pensar y planificar nuestro marketing bajo este proceso, nos ayuda a identificar con mayor exactitud, que tipo de acciones implementar para acercarnos al consumidor más oportunamente, justo en el momento perfecto en donde está más receptivo a dar un paso clave.

Hágase varias preguntas para cuestionar como el consumidor vive y actúa en cada etapa. Cuéntese unas cuantas historias y defina objetivos de comunicación y marketing en torno a ello.

  • ¿Cómo nos conocimos? ¿En dónde nos conocimos? ¿Quién nos presentó?
  • ¿Qué le llamo la atención para que comenzáramos a desarrollar una conversación? ¿Sobre que tema nos quedamos enganchados hablando perdida y apasionadamente? ¿Qué debate ha hecho más interesante nuestro diálogo?
  • ¿Qué hicimos como para que el/ella pensara en dar un paso adelante y comenzar una relación (compra)?
  • ¿Que hacemos para que esa relación conserve la llama de la pasión? ¿Cómo la/lo apoyamos en sus momentos difíciles?
  • ¿Qué hace que pensemos en una familia (recompra)?
  • ¿Qué hace qué seamos su primera opción? ¿Por qué nos defiende y recomienda en toda oportunidad?

Estas y cientos de preguntas similares pensadas para cada etapa, podrán servirle para llegar a un plan claro que responda a objetivos concretos de comunicación y del negocio.

Asegúrese de que su plan responda como mínimo a:

  • ¿Quién es nuestro consumidor objetivo? ¿Cómo se comporta? ¿Qué lo diferencia de los demás?
  • ¿Dónde, cuándo y por qué está más susceptible el consumidor a mi mensaje? ¿Por qué mi mensaje es único, especial, sorprendente y perfecto para el canal que voy a utilizar?
  • ¿Qué tipo de acción (es) deseo que el consumidor realice cuando visualiza, escucha, interactúa con mi mensaje?
  • ¿Qué es éxito y cómo lo mido? ¿Cuál es el plan B, si las cosas están saliendo mal?

Desarrolle tácticas para atacar cada etapa, de prioridad de acuerdo a las necesidades de su negocio / marca.

 

 

Print Friendly

{ 1 comment… read it below or add one }

Juan Pablo De Gamboa octubre 15, 2011 a las 2:35 PM

Muchas directores de marketing entran en pánico con sus funnels porque sus presupuestos son limitados y quieren hacerlo todo a la vez. Eso es un gravísimo error para las marcas, y los presupuestos se ejecutan con muy poca efectividad. Para respetar el momento perfecto se debe ser muy balanceado y paciente. Muy buen artículo.

Responder

Leave a Comment

 

Previous post:

Next post: